EFRAIN GONZALEZ LUNA. BIOGRAFIA DE UN LIDER 2

Efraín González Luna nació el 18 de Octubre de 1898 en Autlán, de la Grana (actualmente de Navarro) Jalisco.
Efraín había cursado hasta el cuarto año de primaria en el colegio del Sagrado Corazón en Autlán, y al llegar a la capital tapatía continuó en el Instituto San José, donde permaneció hasta la expulsión de los jesuitas en 1914. De allí pasó a la Universidad Morelos y posteriormente al Liceo del Estado donde realizó sus estudios de preparatoria para luego seguir la carrera de derecho en la Escuela de Jurisprudencia, donde obtuvo su grado el 29 de Octubre de 1920. Desde su juventud González Luna participó activamente en la Acción Católica de Jóvenes Mexicanos (ACJM) dictando conferencias y como lector en los seminarios que la asociación organizaba.
En 1925 ingresó como catedrático a la recién reinstaurada Universidad de Guadalajara, En 1935, a raíz del conflicto universitario que se generó por la libertad de cátedra, el licenciado González Luna decidió retirarse de la actividad docente porque no estuvo de acuerdo con el grupo que se había quedado con el control de la máxima casa de estudios de Jalisco.
En 1939 Efraín conoció a Manuel Gómez Morín. Desde la primera entrevista que sostuvieron, éste le comunicó su interés de que juntos fundaran un nuevo partido político tanto en México como en Jalisco. La idea despertó su entusiasmo y así fue como se involucró en el proyecto que culminaría con la creación del Partido Acción Nacional (PAN) en 1939.
Entre las circunstancias que enmarcan su época de formación y lo definen como un político de oposición cobran relevancia las siguientes: la revolución que derroca la dictadura porfirista y su secuela de violencia armada que perdura durante décadas; la conformación de un gobierno que se le manifiesta como corrupto, sin respeto al voto ciudadano, perseguidor de la Iglesia católica y forjador de instituciones que se apartan de los postulados clásicos de la democracia liberal, sobre todo porque establecen una relación corporativa entre gobernantes y gobernados en detrimento de la participación como ciudadanos y, por ende, de la representación política.

El 30 de octubre de 1940 se realizó la asamblea constituyente para protocolizar y registrar al PAN en Jalisco. Destacaron como fundadores el propio Gómez Morín y Efraín González Luna, este último como su primer presidente estatal. Trece meses después de la fundación del PAN en el estado, en 1942, consiguieron ganar la presidencia municipal de El Grullo, la primera alcaldía panista. Pero estas actividades políticas no impidieron a González Luna seguir cultivando su “gran pasión” por los libros.

Efraín participó muy activamente en la política jalisciense, pues aunque no estaba en el partido gobernante, hubo gobernadores, presidentes municipales y secretarios de gobierno que lo consultaban antes de hacer algunas reformas a las leyes; fueron los casos de Jesús González Gallo, Agustín Yáñez y Marcelino García Barragán. Efraín González Luna, además de ser un gran ideólogo fue un visionario en sus propuestas políticas, fue idea suya que se incluyera en la primera ley electoral de Jalisco (1949) como requisito para votar, una credencial con fotografía. Parte importante de su quehacer político, fueron las visitas que por lo regular hacía, los lunes a los barrios de Santa Teresita, San Juan Bosco, San Felipe de Jesús y la colonia del Fresno para platicar con los obreros acerca del pensamiento político de Acción Nacional. Su pensamiento político lo trasmitió también a empresarios, a industriales y a cual quien persona que lo quisiera escuchar.

En 1951, fue designado como primer candidato a la presidencia de la república por el Partido Acción Nacional, lo que constituyó sin duda, uno de los acontecimientos más importantes de su vida. La campaña constituye una etapa breve pero de intensa actividad A la usanza, recorre el país, busca el contacto personal y la cercanía con el pueblo. Su arma principal es la palabra que convence y el contenido de sus discursos que develan las distorsiones del régimen vigente y explican lo sustancial del “deber ser” de un orden democrático liberal. Durante su campaña, el candidato panista sostiene que el pueblo no se encuentra representado en el gobierno, que el sufragio es obstaculizado, falsificado y burlado por quienes detentan el poder; pero manifiesta su fe en el pueblo mexicano y en las posibilidades que se abren cuando éste recuerda que es el dueño de su propio destino, el titular de la autoridad. Por ello, elige como lema “El pueblo es capaz de la victoria”

Efraín González Luna, mexicano de una rectitud y responsabilidad ejemplares y comprometido con la acción política, murió el 10 de septiembre de 1964 en la ciudad de Guadalajara.

About these ads

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: